Un día en Jiufen

Si vas a pasar más de dos días en Taipei te recomiendo que visites Jiufen, un precioso pueblo tradicional taiwanés situado a dos horas de la capital.

Jiufen se creó durante la dinastía Quing, aunque no fue hasta el descubrimiento de minas de oro en la zona cuando esta pequeña ciudad ganó popularidad. La industria del oro se implantó aquí hasta los años 60 y fue a partir de los 90 cuando esta antigua mina de oro se convirtió en un lugar turístico.

El nombre Jiufen (Chiufen – ES: nueve piezas) proviene de una antigua leyenda según la cual eran sólo nueve las familias que vivían en este pueblo. Como ir al mercado era muy complicado debido a la falta de transporte, las nueve familias llegaron a un acuerdo; siempre que una de ellas bajase al mercado a comprar comida esta debía dividirse en nueve partes, una para cada familia.

Jiufen Old Street

Situada en medio de las montañas y frente al océano, Jiufen Old Street es conocida por sus increíbles vistas y el aspecto mágico que le da la niebla que se estanca entre sus colinas.

Esta calle está llena de puestos con comida y souvenirs locales. Entre los mismos podrás encontrar comida típica como las bolas de taro, las albóndigas de carne y la tarta de taro (riquísima 🙂 ). Además, podrás tomar el té en una de las muchas casas de té situadas en distintos puntos de la calle.

Si quieres escapar un poco de los turistas te recomiendo que hagas como nosotros y busques alguna cafetería un poco alejada del centro de la Old Street. En nuestro caso tuvimos la suerte de encontrar una muy mona que ofrecía zumos naturales y unas vistas únicas desde su segunda planta.

 

Templos en Jiufen

Si eres una persona curiosa te recomiendo que subas hasta la carretera principal situada en lo alto de la colina.

Por el camino encontrarás el primer templo, el cual estaba lleno de locales rezando cuando fuimos a visitarlo, y al final de la colina encontrarás el segundo. Para llegar a este último hay que perderse por zonas no turísticas de Jiufen, ¿te animas?.

He de reconocer que el camino hasta el segundo templo puede suponer una pequeña aventura ya que hay que perderse entre calles estrechas y cruzar patios (¿privados?) de casas. Sin embargo, los locales son súper simpáticos y siempre están dispuestos a ayudar en todo lo que necesites.

La mala noticia es que no recuerdo el nombre del mismo… 😦 Lo que si recuerdo es la sensación de paz y tranquilidad que se respiraba ahí arriba. Estuvimos una media hora contemplando las preciosas vistas y visitando el templo con la sola compañía de un perro callejero. ¡Mágico! 🙂

Otro templo muy interesante y bastante conocido es el Fushan Temple.

Con 200 años de antigüedad, este templo está dedicado a Tudigong, Dios de la Tierra, y es una interesante mezcla de elementos japoneses, chinos y europeos.

¿Cómo llegar a Jiufen?

Hay dos posibilidades de llegar a Jiufen desde Taipei:

Desde Taipei Main Station en tren hasta Riufang y después en bus hasta Jiufen – Coge un tren hasta Riufang – las vistas durante el trayecto son muy interesantes. Una vez que llegues a Riufang deja la estación de tren a tu espalda y continua recto hasta que hayas cruzado la plaza principal. Al final de la misma gira a la izquierda. Después de unos 5 minutos a pie encontrarás la parada de bus. No te preocupes que no te vas a perder. En caso de duda sigue a todos los turistas que van a tu misma dirección 😉 En la parada encontrarás toda la información sobre los horarios del autobús.

Autobús directo a JiufenTambién existe un bus que va directo desde Taipei hasta Jiufen. Este sale de Zhongxiao Taipei Station y termina en Jiufen Old Street. A nosotros nos recomendaron coger el tren por si queríamos parar por el camino y visitar otros lugares.

 

Tu turno

¿Has estado alguna vez en Jiufen?

Esta preciosa ciudad en medio de las montañas es algo que todo el mundo debería visitar al menos una vez en la vida. Es cierto que comienza a ser un lugar bastante turístico, sin embargo, todavía conserva un encanto especial.

Te recomiendo que visites las zonas más alejadas de la Old Street, que subas a lo alto de la colina y que te tomes tu tiempo para disfrutar la inmensidad del mar y las montañas.

Disfruta tu visita a Jiufen y no dudes en compartir tu aventura mandándome una foto a través de IG o Twitter. No dudes en compartir este post si crees que puede ser interesante para otras personas o en dejar un comentario con tu experiencia.

Utrecht

El pasado fin de semana decidimos empezar el año visitando a nuestros vecinos Holandeses. Para ello elegimos la preciosa ciudad de Utrecht.

image

Un poco de historia…
Antigua ciudad universitaria fue la ciudad más importante de los Países Bajos hasta que Amsterdam la
relevó del trono. Aún cuenta con muchos edificios de la Edad Media, aunque su edificio histórico más destacado es la catedral de San Martin (Dom van Utrecht) cuya torre, de 112 metros, se puede contemplar desde cualquier punto del Casco Antiguo.
Si estáis interesados podéis comprar tickets para subir a la misma ya que desde arriba las vistas son  espectaculares.
 image
Algo más que arquitectura…
Los habitantes de Utrecht no sólo están están orgullos de decir que allí nació el único Papa Holandés sino que también han conseguido que su ciudad sea conocida por sus museos y sus preciosos canales, que nada tienen que envidiar a los de mi querida Amsterdam. Junto a los mismos se pueden encontrar cafeterías y restaurantes donde degustar todo tipo de comida, desde Hamburguesas (que tienen una fuerte presencia en la zona) hasta pequeños cafés curiosamente decorados.
Sorpresa de domingo…
Lo que no sabíamos cuando cruzamos la frontera era que ese día se celebraba el día de la cultura, por lo que la ciudad estaba no sólo llena de gente paseando por sus calles y entrando a comprar en las tiendas, sino que en cada esquina encontrábamos diversos artistas: cantantes, pianistas, modelos, fotógrafos… Tras ver un concierto de piano en la catedral decidimos dar una vuelta donde encontramos cantantes en las calles del casco antiguo, exposiciones fotográficas en cafeterías y músicos tocando diferentes instrumentos al rededor de los canales.
image
Nuestro viaje terminó en Tilburg, al sur del país. Esta conocida ciudad entre los Erasmus nos recibió de noche pero muy iluminada, no sólo los edificios públicos sino también los restaurantes y bloques de viviendas. Allí pudimos disfrutar de la comida típica holandesa: Salchichas, puré de patatas con verdura, croquetas de carne y las estupendas patatas fritas holandesas. Y después de esa gran cena decidimos retirarnos hasta el siguiente viaje.
image

Habéis estado ya en Utrecht? Os gusta?

Creta en 5 días (Parte III)

Desde que volvimos de Creta echamos de menos su comida, a sus gentes, sus paisajes, a nuestras amigas las cabras, sus playas exóticas de agua cristalina…

image

 

Elafonisi

image
Al volver de Paleochora dirección norte conseguimos (por fin!) encontrar las tan ansiadas playas de agua
cristalina: Elafonisi

Evidentemente os las recomendamos sin duda alguna. Aunque en la foto no se aprecia una vez allí estad atentos al color de la arena de la orilla, ya que tiende a tener un tono rosado. Precioso!

Stavromenos image

Aquí acaba nuestro periplo por Grecia: Tumbados a la bartola frente al mar en una playa medio privada.
Stavromenos
se caracteriza por ser una zona turística llena de apartamentos y playas semi-rocosas. Durante dos días disfrutamos de las puestas de sol y nos dimos nuestros primeros baños en el mediterráneo. Además de disfrutar de comida griega casera en un pequeño restaurante situado frente al mar.

 

Dónde comer?image

Ese precioso lugar se llama Taverna Eleven.

Su carta es más reducida que en otros restaurantes pero utilizan productos de la región y pescados frescos. El vino, también de la región, y sus postres son uno de sus puntos fuertes (además de la oportunidad de poder disfrutar de la puesta de sol al mismo tiempo que de una buena comida).

Heraklion

Para acabar el viaje (y porque nuestro avión sufrió un retraso de varias horas) decidimos visitar Heraklion. Una ciudad con leyenda, ya que se cree que fue creada hace 2500 años como ciudad portuaria.

Paseando por sus calles pudimos encontrar monumentos antiguos que se mezclaban con avenidas llenas de tiendas comerciales. Entre ellos cabe mencionar la fuente Morozini (año 1720) y el edificio del ayuntamiento, datado de la misma época.

image                                                                      Fuente Morozini
image

                                                                    Ayuntamiento

Después de tanta información, os animáis a visitar Creta?

Si queréis saber dónde dormir en Creta estad atentos a nuestro facebook, próximamente veréis novedades en nuestro diario de viaje!

image

 

Hasta la próxima Grecia!

Creta en 5 días (Parte II)

La idea inicial era bajar al sur visitando distintas playas por el camino. Así que ahí fuimos. Nos montamos en el coche y empezamos nuestro viaje.

Las primeras primeras paradas fueron en pequeñas playas que nos íbamos encontrando por el camino. No recordamos ni los nombres. Según las veíamos ahí que íbamos a ver si eran interesantes.

Nuestra primera gran parada fue Falasarna (playa de la que muchos de vosotros ya habréis oído hablar). Sinceramente nos decepcionó un poco. Esperábamos encontrarnos con una playa de aguas cristalinas y arena blanca pero no sabíamos que para eso aún teníamos que esperar un día más. Sin embargo, decidimos tomar un café en el chiringuito situado junto a la playa antes de continuar nuestro viaje.

Nuestra segunda parada fue en algún punto de la montaña. Conduciendo pasamos por diversos pueblos y pudimos comprar miel a pequeños productores que la vendían a pie de carretera.

A 1600 metros de altura todo era diferente. Las montañas eran verdes y estaban llenas de flores. La carretera era… Bueno, digamos que era un camino de piedras donde cabía un coche solamente y donde había que estar siempre atento por si las cabras se asomaban a saludar (Eso sí, muy educadamente, una vez que ellas querían podías continuar tu camino). El clima también era diferente. Cada 40 kilómetros las condiciones climatológicas cambiaban. Tan pronto pasábamos del sol y el calor tan característico de esta isla como llovía y conducíamos entre la niebla. ¡Un paisaje digno de disfrutar!

image

Tras unas horas llegamos a nuestro destino (y última parada): Paleochora. Una pequeña ciudad situada al sureste de Creta.

Paleochora es un lugar con encanto. Situada al pie de la montaña esta ciudad cuenta con playas tranquilas, calles por las que perderse y un precioso puerto. Una característica peculiar de este lugar son sus casas de colores. No os las podéis perder!

Dónde comer?

En la calle Epar.Od se sitúan los mejores restaurantes de comida griega de la ciudad. No perdáis la oportunidad de cenar en una de sus terrazas mientras disfrutáis del anochecer.

Restaurante donde cenamos. Si os gusta el pescado no os perdáis el emperador, delicioso!!



Y tras 24 horas tumbados a la bartola en la relajante playa situada frente a nuestro hotel, llegó la hora de volver a cruzar la montaña en busca de más playas donde detenernos en nuestro camino al norte.

                                         
Esta vez si encontramos una playa paradisiaca con aguas cristalinas. Pero mejor dejamos el final de nuestro viaje para otro día.

Mientras tanto podéis seguir nuestro diario de viaje  y re-leer el primer capitulo de este post series aquí para conocer más cosas sobre la increíble Creta y su gente.
Y vosotros, habéis visitado Paleochora? Conocíais Falasarna? Qué os pareció? Contadnos vuestras impresiones!

 

Creta en 5 días (Parte I)

De vez en cuando viene bien desconectar. Por ello nos hemos ido de viaje a Creta, la mayor isla griega situada en el mar mediterráneo a la misma distancia de los tres continentes (África, Asia y Europa).

Nos encantó! Por eso queremos compartir con vosotros nuestra experiencia en Creta:

Rethymnon

Es la tercera ciudad más grande de Creta y nuestra primera parada. Comenzar nuestro viaje ahí fue todo un acierto. Esta pequeña ciudad es tan encantadora como sus gentes.

Paseando entre sus antiguas calles descubrimos vestigios históricos que se mezclaban entre tiendas y terrazas preparadas para acoger a los turistas.

image

Chania

Es la segunda ciudad más importante de Creta y nuestra segunda parada. A lo largo de los siglos son varias las culturas que se han establecido en ella dejando su rastro en la arquitectura de la ciudad.

Lo más bonito de Chania es su casco antiguo, rodeado por una muralla. Paseando por sus estrechas calles y contemplando sus casas de color pastel llegamos hasta el puerto donde disfrutamos de unas vistas increíbles.

image

Pero no todo iba a ser patear ciudades sin parar.

Dónde comer platos griegos es también importante. Porque reconozcámoslo, la comida mediterránea tiene algo especial que engancha!

To Patriko

No tenemos palabras para describirlo! Comida griega casera. Todo estaba exquisito! La camarera era un encanto, nos enseño hasta palabras en griego! Fue una comida deliciosa.

Dirección: Panou Korounaiou 25, Rethymnon

Ta chalkina

Precioso restaurante localizado al final del puerto de Chania. Conocido por sus conciertos de musica griega, su comida es deliciosa y sus camareros son muy atentos. No os podéis perder sus champiñones! Una maravilla!

Dirección: Akti Tompazi, Chania
(Los restaurantes fueron recomendados por una amiga expat con sangre griega)

Ahora que hemos hecho turismo y hemos comido en condiciones vamos a descansar un poco.

Vosotros sois más de playa o de montaña? 

En Creta podéis disfrutar de las dos.

Entre Chania y Rethymnon se encuentran varias playas donde poder descansar. En la playa de Daratsos, situada frente a nuestro hotel, pudimos disfrutar de la puesta de sol más impresionante que hayamos visto nunca.

image

Aunque teníamos bastante ganas de playa no pudimos resistirnos a perdernos entre las montañas Griegas.

Por ello alquilamos un coche con el que fuimos desde Chania hasta Paleochora disfrutando de unos paisajes maravillosos y haciendo inesperados amigos por el camino.

image
image

Pero esto ya es otra historia.

Vosotros habéis estado en Creta? Tenéis algún rincón favorito en estas ciudades? Compartirlo con nosotros! 

 

* Si queréis saber más sobre Creta seguid nuestro “Diario de un viaje: Creta” en facebook y no os perdáis nuestros posts Creta en 5 días Parte II y Parte III!