Reformationstag – La Reforma Protestante

¡Este 31 de Octubre Alemania se va de fiesta!

No porque todos sus habitantes vayamos a disfrazarnos y celebrar Halloween yendo de puerta en puerta y de fiesta en fiesta (que puede que algunos también lo hagan), sino que este año se celebra el 500 aniversario de la reforma de Lutero, hecho histórico también conocido como el “Reformationstag” (el día de la reforma).

¿Qué es la reforma luterana?

Allá por 1517 el monje Agustín Martin Lutero comenzó a cuestionarse ciertas prácticas y doctrinas de la iglesia católica. Tras un período de reflexión, el 31 de Octubre de ese mismo año, Lutero clavó en la puerta de la Iglesia del Castillo (Schlosskirche) de Wittenberg una lista con 95 propuestas críticas con las prácticas de la iglesia católica.

¿Por qué clavó la lista en la puerta de la iglesia? ¿Fue un acto de provocación?

¡Para nada!

La Schlosskirche se encontraba en el centro de la ciudad y, por aquel entonces, la puerta de la iglesia se utilizaba como tablón público, por lo que Lutero consideró que este era el lugar adecuado para compartir sus reflexiones. De hecho, escribió la lista en latín (el idioma oficial de la iglesia católica) y no en alemán.

¿Qué pasó con la lista y con su creador?

La iglesia católica lo asumió como un ataque a su doctrina y sus ideales, por lo que en 1520 Lutero y todos los que apoyaron sus reflexiones fueron expulsados de la iglesia católica dando lugar a la creación de un nuevo movimiento: El luteranismo (denominado también “Protestante”).

¿Se celebra este momento histórico todos los años?

En algunas zonas del este y norte de Alemania el 31 de Octubre es un día feriado donde se celebran distintos actos para memorar esta reforma. Sin embargo, con motivo del 500 aniversario, este año el 31 de Octubre es un día festivo en toda Alemania (también en las regiones católicas).

Una de las razones principales para celebrar este día es preservar la tradición y evitar que esta celebración caiga en el olvido.

¿Cómo se celebra?

Ya que mi región es un área principalmente católica no he podido disfrutar aún de esta fiesta. Sin embargo, tengo entendido que ese día se organizan distintos eventos en las regiones protestantes, como por ejemplo teatros en las iglesias donde se representa lo ocurrido el 31 de Octubre de 1517.

Este año todo el país se va de fiesta. En Düsseldorf, por ejemplo, se han organizado algunos eventos (Haz click aquí para descubrir más información sobre el evento organizado por el Tonhalle)

¿La celebración del 31 de Octubre es un sustituto de la del 1 de Noviembre?

No, son cosas totalmente distintas.

El día de todos los santos (1 de Noviembre) se sigue celebrando de la misma manera; es un día festivo donde muchos ciudadanos se acercan a la iglesia y recuerdan a sus seres queridos. Mientras que el 31 se celebra solamente la reforma luterana.

Tanto si estás en Alemania como si no te deseo que pases un gran 31 de Octubre y que empieces Noviembre con mucha energía y ganas de seguir viviendo aventuras 🙂

Vacaciones de verano

Aunque llevo en esto del bloggear desde hace ya algún tiempo, fue hace un año cuando decidí emprender un nuevo proyecto con mi blog.

Fuisteis vosotros los que de una manera u otra lo pedisteis; más visitas cada día, e-mails pidiendo información sobre Alemania, más experiencias compartidas… Fue entonces cuando me di cuenta de que ese pequeño diario online que yo tenía por aquel entonces podía convertirse en una plataforma para ayudar a otra gente a través de información sobre este país que tan bien me ha acogido.

Al mismo tiempo no quería perder la esencia de “Dusseldorf Moments”, mi diario online, por lo que decidí seguir compartiendo mis experiencias como expat y mis viajes por el mundo.

Sin embargo, la vida da muchas vueltas y desde hace unos meses tengo la sensación de que este blog ha perdido parte de su esencia, y no porque no escriba o porque no me sigáis contactando y pidiendo información, sino porque el tiempo que estoy dedicando a escribir nuevos posts no es el que me gustaría. Digamos que la vida ha decidido que mi vida profesional ocupa gran parte de  mi tiempo, lo que hace que me sienta un poco incómoda con el blog ya que, os lo voy a confesar, muchas veces tengo que hacer malabares para escribir algo nuevo.

¿Qué quiero decir con todo esto?

Si estabais pensando que lo dejo, que tiro la toalla, ibais por el camino incorrecto.

Cada día sois más los que me seguís, los que compartís vuestro día a día conmigo, los que leéis mis aventuras y los que queréis más información y nuevo contenido. Ahora que hemos llegado hasta aquí esto no puede parar, todo lo contrario, el blog debe seguir con más fuerza y energía que nunca.

La vida da muchas vueltas, a veces se necesita parar, aunque quiero seguir conectada con vosotros. Por eso os propongo un juego con el #SummerTheWorld en Instagram.

Por todo ello he decidido tomarme unas vacaciones. Sí, señoras y señores, ¡me voy de vacaciones!

Digamos que son vacaciones físicas y creativas al mismo tiempo. Quiero crear nuevo contenido, compartir nuevos datos y curiosidades con vosotros y que nos sigamos conociendo. Para ello tengo que parar, recuperar historias, rememorar todos los viajes y momentos vividos estos últimos meses para poder hablaros de ellos de la manera que vosotros me estáis pidiendo.

¿Qué va a pasar en vacaciones?

Durante este periodo vacacional vamos a seguir en contacto, eso tenedlo por seguro 🙂

Para que podáis rememorar todo lo que hemos vivido este último año e informaros sobre la vida expat en Alemania sólo tenéis que seguir la página de Expat the World en Facebook (anímate pinchando aquí si aún no eres fan) y ya sabéis, para cualquier duda no dudéis en contactarme por PM o a mi E-mail (expattheworld.gmail.com), que voy a estar de vacaciones pero no desconectada de la web 😉

#SummerTheWorld

Porque no sólo yo tengo experiencias veraniegas que contar, me gustaría también ver las vuestras y que vosotros veáis las de los demás. ¿A dónde quiero llegar con esto? Bien, me gustaría proponeros un juego.

Durante el próximo mes os propongo usar el #SummerTheWorld en Instagram para contarnos que tal van estos días estivales.

No importa si os sacáis un selfie, si hacéis una foto a un paisaje maravilloso o si, simplemente, hacéis una foto a la máquina de café de la oficina, lo importante es que estemos en contacto. ¿Os animáis?

¿Cuándo veréis nuevo contenido?

A mediados de Septiembre volveré con nuevo contenido, que mejor manera de celebrar el primer aniversario del blog ;), ¿no creéis?

Además, me gustaría, y voy a intentarlo, comenzar respondiendo a muchas de vuestras preguntas sobre Alemania y la vida aquí, así que si aún tenéis dudas o queréis información más concreta sobre algún tema no dudéis en contactar conmigo por Facebook, por E-mail (arriba tenéis todos los datos) o por Twitter, os responderé lo antes posible bien a través de las redes o en forma de post (como vosotros me prefiráis :)).

Antes de despedirme e iniciar mi periodo de reflexión estival me gustaría daros las gracias a todos por estar ahí, por seguir leyendo el blog, por darme ideas para escribir y por compartir vuestras experiencias conmigo (y con todos los que leen el blog).

Gracias a esta plataforma he e-conocido gente extraordinaria, con dotes para la escritura y con un gran fondo.

Desde aquí me gustaría desear mucho ánimo a Al otro lado del charco  en su nueva aventura y a Dusseldorf lleva Umlaut en su verano de descanso (chicas, espero releeros pronto 🙂 ) y, sobre todo me gustaría darte las gracias a ti.

A ti que estás leyendo este post. Gracias por estar ahí. Gracias por leerme. Gracias por inspirarme. Gracias por compartir.

FELIZ VERANO A TOD@S!!

Nos vemos en Instagram! #SummerTheWorld

Monaco

Monaco

Si piensas en Mónaco seguro que te imaginas un pequeño país situado en el mediterráneo con un puerto lleno de lujosos yates. Al menos esa era la idea que yo tenía hasta que lo visité este pasado verano.

Puede que durante la época estival su población se triplique y su puerto se llene de lujosos barcos, pero Mónaco es más que galas y lujo.

Un día en Mónaco

Cogimos un tren desde Niza con el que tardamos menos de media hora en llegar a Montecarlo. (A tener en cuenta: el tren va por la costa, las vistas son preciosas!!!).
Al llegar a Mónaco nos dimos cuenta que es una país especial, en las antiguas y empinadas calles de Montecarlo, llenas de edificios de varias alturas y colores, se entremezclan gente de todas las clases sociales, coches de alta gama y turistas.
En nuestro intento por desayunar (llegamos a Mónaco a las 8.30 am) nos pusimos a callejear hasta que llegamos a el famoso casino de Montecarlo. Datado de 1958 acoge el Teatro de Montecarlo, la ópera y una casa ballet entre sus paredes. ¿Sabías que los monegascos tienen prohibida la entrada a las salas de juego?
Siguiendo las huella de Fernando Alonso, Kimi Raikonnen y Hamilton, oséase, siguiendo las marcas que dejan los neumáticos de los coches de F1 por la ciudad, encontramos uno de los Starbucks más bonitos en los que he estado. Situado junto al famoso Nikki Beach esta cafetería se encuentra en una terraza con vistas al mediterráneo, un buen lugar para tomar ese desayuno que tanto ansiábamos.
Monaco
Tras acabar de comer cruzamos el famoso túnel de las carreras de fórmula 1 y llegamos al puerto de Montecarlo, donde pudimos entretenernos admirando yates y embarcaciones de lujo.
Un paseo por el puerto nos pareció insuficiente, por lo que no sólo nos perdimos un rato por las calles de la ciudad sino que también subimos a ver el palacio de los Grimaldi.
A decir verdad me esperaba un palacio más grande, aunque pequeño el lugar tiene su encanto, de hecho, frente al mismo podemos encontrar la zona más antigua de la ciudad (Monaco Ville) donde se entrecruzan pequeñas callejuelas formadas por edificios de colores.
Las vistas desde lo alto de Montecarlo son impresionantes; el puerto, el mediterráneo, los jardines… Todo esta limpio y bien cuidado.
Como hacía mucho calor decidimos ir a la playa. Para ello descendimos por el otro lado de la muralla, nos perdimos entre las calles de Montecarlo, cruzamos sus centros comerciales y paseamos al rededor de su estadio de fútbol. Tras cruzar la calle paralela al mismo, llegamos ni más ni menos que a Francia, donde junto a un pequeño puerto encontramos una playa de arena para relajarnos después de tanta caminata.
Y para finalizar nuestro paseo por Mónaco decidimos volver a perdernos entre sus calles y dar un paseo hasta la estación de tren pasando por la “zona industrial” de la ciudad. En esta zona se encuentran varias empresas de ingeniería industrial y automovilística, al igual que el concesionario oficial de Ferrari en Mónaco.

¿Qué ver en Mónaco?

Aquí te dejo una lista con las cosas más emblemáticas de la ciudad
  • El puerto: Para poder disfrutar de los elegantes barcos atracados en él.
  • El palacio de los Grimaldi: A las 12.00 horas es el cambio de guardia.
  • La catedral: Preciosa, llena de obras de arte y vidrieras. En ella se encuentran las tumbas de los que un día fueron Príncipes de Mónaco, incluyendo la de Grace Kelly y la de Rainiero.
  • El museo oceanográfico: Aunque no llegué a visitarlo me consta que es muy popular (y había muchísima cola para entrar).
  • Sus tiendas: Si tenéis ganas de una buena jornada de shopping en Mónaco encontraréis las marcas más exclusivas.
  • Su estación de tren: Se accede a ella desde distintos lugares cada cual más pintoresco.

 

Y tú, ¿has visitado Monaco? ¿Qué es lo que más te gustó de este país mediterraneo?

Monaco

Creta en 5 días (Parte I)

De vez en cuando viene bien desconectar. Por ello nos hemos ido de viaje a Creta, la mayor isla griega situada en el mar mediterráneo a la misma distancia de los tres continentes (África, Asia y Europa).

Nos encantó! Por eso queremos compartir con vosotros nuestra experiencia en Creta:

Rethymnon

Es la tercera ciudad más grande de Creta y nuestra primera parada. Comenzar nuestro viaje ahí fue todo un acierto. Esta pequeña ciudad es tan encantadora como sus gentes.

Paseando entre sus antiguas calles descubrimos vestigios históricos que se mezclaban entre tiendas y terrazas preparadas para acoger a los turistas.

image

Chania

Es la segunda ciudad más importante de Creta y nuestra segunda parada. A lo largo de los siglos son varias las culturas que se han establecido en ella dejando su rastro en la arquitectura de la ciudad.

Lo más bonito de Chania es su casco antiguo, rodeado por una muralla. Paseando por sus estrechas calles y contemplando sus casas de color pastel llegamos hasta el puerto donde disfrutamos de unas vistas increíbles.

image

Pero no todo iba a ser patear ciudades sin parar.

Dónde comer platos griegos es también importante. Porque reconozcámoslo, la comida mediterránea tiene algo especial que engancha!

To Patriko

No tenemos palabras para describirlo! Comida griega casera. Todo estaba exquisito! La camarera era un encanto, nos enseño hasta palabras en griego! Fue una comida deliciosa.

Dirección: Panou Korounaiou 25, Rethymnon

Ta chalkina

Precioso restaurante localizado al final del puerto de Chania. Conocido por sus conciertos de musica griega, su comida es deliciosa y sus camareros son muy atentos. No os podéis perder sus champiñones! Una maravilla!

Dirección: Akti Tompazi, Chania
(Los restaurantes fueron recomendados por una amiga expat con sangre griega)

Ahora que hemos hecho turismo y hemos comido en condiciones vamos a descansar un poco.

Vosotros sois más de playa o de montaña? 

En Creta podéis disfrutar de las dos.

Entre Chania y Rethymnon se encuentran varias playas donde poder descansar. En la playa de Daratsos, situada frente a nuestro hotel, pudimos disfrutar de la puesta de sol más impresionante que hayamos visto nunca.

image

Aunque teníamos bastante ganas de playa no pudimos resistirnos a perdernos entre las montañas Griegas.

Por ello alquilamos un coche con el que fuimos desde Chania hasta Paleochora disfrutando de unos paisajes maravillosos y haciendo inesperados amigos por el camino.

image
image

Pero esto ya es otra historia.

Vosotros habéis estado en Creta? Tenéis algún rincón favorito en estas ciudades? Compartirlo con nosotros! 

 

* Si queréis saber más sobre Creta seguid nuestro “Diario de un viaje: Creta” en facebook y no os perdáis nuestros posts Creta en 5 días Parte II y Parte III!