Los Mercados de Navidad en Düsseldorf

 

Desde hace unos días Düsseldorf está llena de ambiente navideño. Vayas por donde vayas la ciudad esta llena de decoración, arboles de Navidad y, lo más importante, mercados navideños.

Como imagino que ya sabrás, en Alemania es muy típico tomar vino caliente y comer salchichas mientras se pasea entre los distintos mercadillos y se compran adornos navideños hechos de manera artesanal (hay que reconocer que con los años, cada vez hay más stands donde se venden productos que no están directamente relacionados con la Navidad).

Para que no te pierdas nada he decidido crear una lista con los distintos mercados Navideños que vas a encontrar en Düsseldorf.

WEIHNACHTSMARKT VOR DEM RATHAUS

Este precioso mercado situado frente al ayuntamiento cuenta con uno de los arboles de Navidad más grande de la ciudad y con un precioso belén con figuras de unos 50cm de altitud. Además, este mercado es conocido por su carrusel (donde se montan tanto niños como mayores) y por acoger el Glühwein de vino blanco más conocido de la ciudad.

WEIHNACHTSMARKT AM HEINRICH HEINE PLATZ

Conocido como Engelchen-Markt, por los angelitos que decoran las casetas, este mercado está siempre lleno de gente dispuesta a tomar un buen Glühwein y comer Flammkuchen.

Si quieres probar algo distinto te recomiendo que pidas un Glühwein Rosé 😉

WEIHNACHTSMARKT ODER STERNCHENMARKT AM STADTBRÜCKCHEN

Para mí uno de los mejores mercados de la ciudad por su ambientación navideña y por las tazas en las que sirven el Glühwein. Este mercado se conoce como Sternchenmarkt porque todas las casetas están decoradas con lucecitas en forma de estrella. Además, tiene un hilo musical donde suenan villancicos tradicionales y canciones de Navidad tan conocidas como el “All I want for Christmas” de Mariah Carey.

En este mercado, además, se encuentra uno de los mejores puestos de Glühwein de vino tinto (justo en el cruce con la Grabenstraße). No sólo tienen un Glühwein muy bueno, sino que también lo sirven en unas tazas muy monas con forma de muñeco de nieve.

WEIHNACHTSMARKT AUF DER FLINGERSTRAßE

Este mercado se sitúa en la Flingerstraße y es el encargado de unir el Engelchen-Markt (Weihnachtsmarkt am Heinrich Heine Platz) con el mercado situado frente al ayuntamiento.

Aquí puedes probar Reibenkuchen con compota de manzana. ¡Buenísimo!

EISLAUFFLÄCHE AUF DEM CORNELIUSPLATZ AN DER KÖ

Este mercado es más o menos nuevo, creo que este va a ser su segundo o tercer año.

Digamos que la atracción central aquí es la enorme pista de patinaje sobre hielo que monta el ayuntamiento y que suele durar hasta el 6 de enero.

Si te animas a patinar sobre los 1.700 metros de pista luego puedes reponer fuerzas tomando un buen Glühwein o comiendo un poco del famoso pato frito que venden aquí.

WEIHNACHTSMARKT AM SCHADOWPLATZ

En este mercado hay un par de must-dos:

  1. Dar un beso a las personas que quieres bajo el muérdago situado a la entrada del mercado
  2. Comprar decoración Navideña fabricada a mano en alguno de sus puestos
  3. Tomar una gran taza de vino en Glühteufel

WEIHNACHTSMARKT IM DÜSSELDORFER KÖ-BOGEN

Si lo que quieres es disfrutar de un poco de música en directo, te recomiendo que te pases por aquí. Este mercado está en la calle paralela al mercado de la Schadowplatz y es famoso por sus conciertos Navideños y por su puesto de queso.

WEIHNACHTSMARKT AUF DER SCHAWDOWTRAßE y WEIHNACHTSMARKT AUF DER NORDSTRAßE

Estos mercados se sitúan en dos calles comerciales de la ciudad y son una buena excusa para aquellos que quieran huir de las aglomeraciones y, de paso, encontrar productos navideños distintos.

DER KLEINSTE WEIHNACHSTSMARKT DER STADT (el mercado de Navidad más pequeño de la ciudad)

Como su nombre indica, este mercadillo tiene el honor de ser el más pequeño de Düsseldorf. Situado en Düsseldorf Zoo lleva años alegrando a los vecinos y proporcionandoles Glühwein antes de la Navidad.

Si lo que buscas es comprar regalitos, este no es el mercado ideal, ya que aquí sólo se sirve Glühwein y salchichas.

WEIHNACHTSMARKT SCHLOß BENRATH

Uno de los mercados de Navidad más bonitos de Düsseldorf se sitúa en la entrada del palacio de Benrath. Te recomiendo que lo visites de noche para que puedas disfrutar mejor de su preciosa decoración.

Por cierto, Santa Claus es muy amigo de pasearse por este mercado 😉

RESTAURANTS PHOENIX IM DREISCHEIBENHAUS

Este año contamos con un mercado de Navidad muy especial en Düsseldorf: El Restaurante Phoenix.

El chef y dueño de este restaurante ha tenido la genial idea de abrir un mercado de Navidad en la terraza del mismo. Por 9€ de entrada puedes disfrutar de un riquísimo Glühwein y una tradicional Bratwurst mientras disfrutas de unas vistas espectaculares desde el piso 22 del edificio Dreischeibenhaus. ¿Te animas?

Tu turno

¿Conocías ya estos mercados? ¿Cual es tu favorito?

Si eres nuev@ por la ciudad no dudes en visitarlos todos 😉 Cada mercado es diferente tiene un montón de sorpresas esperándote. Además, cada stand produce su propio Glühwein, por lo que es muy difícil que encuentres dos iguales.

Una vez hayas visitado los mercados, anímate a dejar un comentario aquí abajo contándonos que es lo que más te ha gustado 🙂

 

 

Anuncios

10 cosas que echaría de menos de Alemania

Esta semana me uno al Blogparade propuesto por Marta Modi (creadora de el blog La Libreta Roja) donde hay que contar cosas que echarías de menos si volvieses a España.

Tras varios años viviendo en el extranjero me he dado cuenta que estas experiencias expats suponen una evolución personal increíble, ya que te permiten conocerte mejor como persona y como profesional.

Cada día que pasas fuera de tu zona de confort supone una nueva aventura, a la vez que un reto. Para mi, lo más bonito de todo esto es que no sólo acabas de conocerte mejor a ti mism@, sino que aprendes a entender a los demás, a valorar lo que tienes, a adaptarte a nuevas situaciones, a relativizar y a comprender en que momento de tu vida de encuentras.

Nunca me había parado a pensar que pasaría si regresase a España y gracias a Marta he tenido la oportunidad de darme cuenta de que hay pequeñas cosas de mi día a día que echaría mucho de menos en España. Aquí dejo mi lista de las 10 cosas que echaría de menos si me mudase de Alemania

1.Kaffee und Kuchen

Kaffe & Kuchen es una tradición muy alemana. Mientras que en España somos más de ir de bares o ir de pintxos, en Alemania nos gusta reunirnos a tomar un buen café caliente o una enorme taza de té mientras comemos un gran trozo de tarta y nos ponemos al día con nuestros amigos. En este punto coincido con Marta Modi, los alemanes hacen unas tartas que quitan el sentido. Las puedes encontrar de manzana, de chocolate, de cereza, de ruibarbo… Te recomiendo que pruebes la Marmorkuche (una tarta mezcla de chocolate y vainilla) y la Rhabarberkuche (Tarta de ruibarbo).

2. Supermercados orgánicos

Me declaro fan absoluta de los supermercados orgánicos alemanes, de hecho he escrito un post sobre la importancia de los productos orgánicos en Alemania en inglés (haz click aquí para descubrir más). En ellos se puede encontrar todo tipo de productos, desde mieles no industriales hasta lentejas pasando por todo una gran selección de tés. Si volviese a España echaría mucho de menos este tipo de establecimientos…

3. Comida de temporada

Tener que esperar a Abril para poder ver supermercado y los menús de los restaurantes llenos de espárragos, tener 400 tipos distintos de calabazas para elegir en Octubre, poder comprar sacos de coles de Bruselas sólo durante el mes de Noviembre o degustar todo tipo de galletas de especulos en Diciembre son sensaciones únicas que he podido descubrir en este país y que echaría de menos si me mudase.

4. Horarios flexibles

En este punto estoy de acuerdo con Taisa, creadora del blog Las aventuras de Taisa. Tener un horario flexible te permite organizarte como mejor te convenga. Esa sensación de saber que puedes organizar tu tiempo y disfrutar tanto de tu trabajo como de tu tiempo libre como a ti te plazca es única. Además, los horarios flexibles son una buena herramienta para la conciliación familiar. Todo ventajas vamos.

5. Festivales y eventos

Si hay algo que me chifla de esta región, y que me encantaba también cuando vivía en Viena, es la cantidad de festivales y eventos que se organizan durante todo el año. Desde el famoso Japantag, pasando por festivales nocturnos de ropa, eventos de comida y mercados vintage, hasta distintos tipos festivales de música al aire libre. Sí, reconozco que echaría mucho de menos que saber que siempre hay algo nuevo que hacer, algo que descubrir y algo distinto que probar.

6. Los mercados de navidad

Aquí conocidos como Weihnachtsmarkt, son una de las tradiciones más bonitas que tienen los alemanes. Como dice Rocío de Romundeandolos alemanes viven mucho la Navidad y eso se siente por todas partes; su estado de ánimo, la decoración en la calle, el ambiente que se crea en las ciudades… Reunirse en los mercados de navidad para charlar con los amigos mientras se come y se toma un vino caliente es una tradición que se ha ganado un hueco en mi corazón.

7. El carril bici

El carril bici es uno de esos “objetos” con los que tengo una relación de especial, ya que tras muchos meses tratando de acostumbrarme a su presencia se ha convertido, por fin, en algo que forma parte de mi día a día. Tanto como si voy andando, en coche o en bici, este es un carril totalmente prioritario para mi. Siempre miro a los lados antes de cruzarlo, me cuido de no pasear por él… Es uno de los mejores inventos alemanes, ya que gracias a él se puede ir, por ejemplo, de Düsseldorf a Colonia pasando por bosques y áreas verdes espectaculares. Como dice David de Perdido en el Norte, es un lujo que echaría de menos en España.

8. El carnaval

Esta es otra época del año que me encanta. Cuando vivía en España, el carnaval no era una fecha muy importante para mi, de hecho ni me disfrazaba. Esa época era únicamente una excusa para salir con mis amigos a tomar algo y bailar en algún bar.

Sin embargo, desde que vivo en NRW mi percepción del carnaval ha cambiado muchísimo. La importancia del carnaval en esta región, la alegría de la gente, las fiestas que se organizan, formar parte de la tradición… Es todo tan increíble… ¡Me encanta! Si sigues mi blog seguro que ya te has dado cuenta que no me canso de escribir sobre este tema.

Por cierto, sólo quedan 9 días para que empiece el carnaval… 😉

9. Tomar un brunch

Descubrí los brunchs cuando vivía en Viena y, como toda moda, imagino que ya habrá llegado a España. Sin embargo, ir de brunch en Alemania ha dejado de ser únicamente una moda para pasar a ser una costumbre. Salir de brunch con los amigos el fin de semana es algo muy habitual en esta región. Es por ello que casi todos los bares y restaurantes ofrecen brunchs y desayunos especiales los sábados, domingos y festivos.

10. Andar

Para mi, una de las ventajas de Düsseldorf es que todo está cerca, es decir, la ciudad es plana, totalmente plana, lo que permite que se pueda ir andando (o en bici) a cualquier parte. En invierno si que suelo usar el transporte público, sin embargo, en los días soleados de verano, otoño y primavera voy andando a cualquier lado.

Düsseldorf es una ciudad grande, practica, cómoda y muy bonita. Así que no hay nada mejor que un buen paseo para disfrutar de ella.

Ahora te toca a ti participar:

¿En que consiste la Blogparade?

Esta blogparade consiste en escribir un post en tu blog contando que echarías de menos si volvieses a tu país de origen.

Si vives en Alemania seguro que tenemos algún punto en común 🙂 si, por el contrario, vives en otro país será muy interesante descubrir cosas de tu país de residencia.

Si quieres participar y vives en tu país de origen, no lo dudes y escribe un post contando que echarías de menos si dejases tu patria.

¿Cómo participar?

Muy fácil:

  1. Escribe el post mencionado anteriormente
  2. Comenta este post escribiendo el link de tu entrada
  3. Tienes hasta el 30 de Noviembre para participar
  4. Una vez acabado el plazo se reunirán todos los post que hayan participado y se compartirán. ¡Anímate!

 

Carnaval: La quinta estación del año

Esta aventura empezó en Carnaval de 2014  y, casi un año después, volvemos a acercarnos a la fecha más señalada en esta zona de Alemania: La quinta estación del año.


Situémonos…
imageAunque el Carnaval empezó oficialmente el 11 de Noviembre a las 11:11h ahora es cuando se empieza a sentir, sobre todo en Köln, donde tuve la suerte de ser invitada a una Karnevalssitzung con el tema Social Jecks, al que por supuesto había que ir disfrazado.
Esta fiesta se celebra cada dos días en distintos lugares de la ciudad desde la semana pasada  y culmina con el Rosenmontag (el lunes de Carnaval).
Que hacen los alemanes en el Karnevalssitzung?
Esta tradición se remonta a 1823 cuando se fundó el primer comité de fiesta y se celebró el primer Rosenmontag de la ciudad.
La celebración consiste en una fiesta non-stop durante 5 horas un día entre semana por la noche. Sobre un gran escenario el comité de carnaval de Köln (la guardia del Príncipe) comparte protagonismo con diversos artistas: una banda, monologuistas, conocidos cantantes de la región e, incluso, las típicas cheerleaders que vemos en las películas americanas lanzándose por los aires (que aquí es algo muy común y se les conoce como: Funkegarde) son parte de las distintas actuaciones de las que se pueden disfrutar durante la fiesta mientras el público disfruta bebiendo Kölsch bier.
carnival cologne germany
Pero no sólo de Carnaval vive el hombre
Esta semana  también me he atrevido a acudir a un Poesieschlacht, o lo que es lo mismo, a un Poetry Slam. Os suena más ya no?
Para los que no conocéis este tipo de eventos que sepáis que se llevan a cabo en salas pequeñas donde se realiza una competición entre personas que componen sus propias poesías y las interpretan delante del público, el cual a través de sus votos decide quien es el ganador.
En este tipo de evento no se suele leer poesía como la de Pablo Neruda, sino que suele tener su toque de humor, sátira e, incluso, crítica social ;).
Y tras esta gran incursión en las tradiciones alemanas me despido hasta la semana que viene.

 

Japan Tag: Sushi, Esparragos & Flores

Voy a empezar dando las gracias.

Este fin de semana se ha celebrado el Japantag

Gracias a los que habéis estado ahí, a los que os habéis acordado, gracias por mi nuevo jardín, por los detalles, por coger un tren para venir aquí, por las sorpresas, por las cenas y por este regalazo de última hora. Gracias por estar ahí (cerca o en la distancia), porque gracias a vosotros puedo decir que soy muy afortunada. Gracias por este mes (y por lo que queda) y por estos cuatro días. Cuatro días estupendos que han girado en torno a las flores y al sushi. Porque aunque nosotros empezamos nuestra fiesta japonesa antes este fin de semana se ha celebrado aquí el Japantag, un día dedicado a la cultura japonesa.

La mayor comunidad japonesa de Europa se encuentra en Düsseldorf, ya que 11.000 nipones viven en esta ciudad. La zona más conocida es Little Tokyo, situada entre Oststrasse e Immerstrasse.

Este área  está repleta de restaurantes japoneses donde se puede degustar sushi, nigiri, sashimi, sopa de miso… Aquí se pueden encontrar todas las especialidades del país del sol naciente. Así que es normal que se les dedique un día en exclusiva a ellos y su cultura.

Durante el Japantag el Altstadt estaba lleno de puestos donde se podían comprar productos japoneses, ver como hacían “Origami” ó escribían palabras.

El manga también es parte de la cultura japonesa, por lo que durante todo el día predominaban en la ciudad personas disfrazadas de diferentes personajes de cómic.

También había un escenario donde se tocaba música tradicional, y otro donde se podían ver exhibiciones de Sumo, Judo y Karate, e incluso participar en ellas. Y, cómo no, era posible también encontrar varios puestos donde se podía degustar la típica, y muy conocida, comida japonesa.

Finalmente, hacía las 23.00 la fiesta acabó con unos espectaculares fuegos artificiales que ponían el punto final a un gran día.

Pero, este fin de semana no ha sido todo comer pescado crudo.

En esta época del año es típico como espárragos, por lo menos en esta zona de Alemania.  Así que entre plato y plato de sushi también ha habido tiempo para una estupenda cena tradicional alemana.

Y con la tripa llena y super agradecida a todos me despido hasta el próximo día. Y no lo olvidéis nunca:

“Celebra la gente que hay en tu vida, están ahí porque te quieren por ninguna otra razón más que porque tú eres TÚ”.