La Seguridad Social en Alemania

El otro día cenando con unos amigos que llevan aquí 5 años, descubrí que no todo el mundo tiene muy claro como funciona la seguridad social en Alemania. De hecho, me di cuenta que hasta que no necesitamos un médico somos muchos los que no nos informamos al 100% sobre como funciona el sistema sanitario en el país que residimos.

Como es mejor prevenir que curar, me he animado a escribir este post para intentar que no te quede ninguna duda sobre como funciona la seguridad social en Alemania. ¿Empezamos?

Primeros pasos

Alemania ofrece un sistema de seguridad social muy bueno, ya que protege al ciudadano frente enfermedades o accidentes y, al mismo tiempo, le garantiza unas estándares mínimos para poder vivir de forma decente. Este sistema se financia mayoritariamente a través de los impuestos.

Como ya comenté en el post “Ir la médico en Alemania” al llegar a Alemania una de las primeras cosas que hay que hacer es contratar una Krankenkasse. Esto es, un seguro médico con una empresa de seguridad social publica.

¿Qué ocurre si tengo un contrato expat?

En este caso te recomiendo consultarlo con tu empresa, ya que muchas personas con contratos expats disponen de un seguro privado que les cubre como extranjero residente en Alemania.

Mi empresa es española y yo trabajo con contrato alemán, ¿tengo que tener una Krankenkasse o puedo seguir usando mi tarjeta social española?

Una vez que tengas un contrato de trabajo alemán DEBES contratar una Krankenkasse. Otra cosa son las personas que trabajan en Alemania con un contrato español, en este caso deberán consultar con su empresa que tipo de seguro les ofrecen.

Las cotizaciones

El seguro médico público es obligatorio en Alemania para todos los habitantes del país. La Krankenkasse que contrates correrá con todos los gastos de atención sanitaria básica como tratamientos médicos, ingresos hospitalarios, sillas de ruedas… Todo lo que exceda de lo considerado como “atención médica básica” deberás financiarlo por cuenta propia (por ejemplo, prótesis mamarias, medicina alternativa…).

¡Atención españoles e italianos! El dentista se considera un servicio sanitario básico. La Krankenkasse cubre las visitas al dentista, limpiezas, empastes básicos y ortodoncias (entre otras cosas).

Para que esta asistencia sanitaria básica exista, Alemania garantiza su sistema de seguridad social a través de las cotizaciones, por lo que las personas empleadas deben ingresar una parte de su nómina en el fondo social.

Si estás trabajando habrás visto que un 7.30% de tu sueldo bruto mensual se destina a la seguridad social. Tranquilx, no pienses que eres la única parte que contribuye, ya que el otro 7.3% está siendo pagado por tu empleador. En total, se paga un 14.6% de tu sueldo bruto mensual, con un límite salarial para el cálculo de las cuotas de unos 49.500€ brutos anuales.

En caso de las personas que trabajan de manera independiente la cantidad a pagar se reduce a un 8.2%.

En caso de que cuentes con un seguro privado, el empresario también contribuye con el porcentaje de un 7.3%. La ventaja del seguro privado es que este cubre servicios adicionales como por ejemplo una habitación privada en el hospital.

Tipos de seguro

Llegados a este punto tú vas a ser la mejor persona para valorar que tipo de seguro te conviene más o menos.

Como información interesante puedo decirte que los trabajadores que cobran menos de 4.650€ al mes deben contratar un seguro médico público, las conocidas Krankenkassen.

Los trabajadores que cobran más de 4.650€ brutos al mes no tienen la obligación de contratar un seguro médico público, pueden contratar uno privado directamente.

Como ya he mencionado anteriormente, los seguros públicos cubren todas las necesidades básicas de los pacientes, mientras que los privados cubren un poco más. Es por ello, que a la hora de elegir Krankenkasse no vas a encontrar muchas diferencias, mientras que a la hora de elegir seguro privado verás que las aseguradores difieren más respecto a las coberturas.

Seguridad Social Europea

Si acabas de llegar a Alemania y todavía no tienes Krankenkasse, no te preocupes, la tarjeta sanitaria europea te cubrirá por un máximo de tres meses.

Seguramente ya sabes que esta tarjeta sirve para estar cubierto mientras viajas por Europa y que su validez es de unos dos años. Sin embargo, una vez que cambias de residencia la tarjeta sanitaria europea sólo te cubrirá durante tres meses, como he mencionado antes.

Si llevas ya un tiempo viviendo en Alemania y tienes un seguro médico coge tu tarjeta de la Krankenkasse y dale la vuelta. Si es azul y pone Europäische Krankenversicherungskarte eso significa que ya tienes la tarjeta sanitaria europea. Si este no es tu caso, tendrás que ponerte en contacto con tu aseguradora.

Médicos

¿A qué médico puedo acudir con mi seguro?

Dependiendo si tienes un seguro público o privado, podrás acudir a un médico o a otro.

En el post “La atención médica en Alemania” podrás encontrar más información sobre que hacer en caso de emergencia y a que médico acudir si tienes un seguro público. De todos modos, la mayoría de médico aceptan asegurados con seguro público, mientras que las personas con seguro privado podrán acudir a ciertos médicos en concreto.

Si estás buscando un médico y no sabes muy bien donde ir te recomiendo que eches un ojo a esta página: Jameda, aquí encontrarás todo tipo de médicos, opiniones de clientes e información sobre el tipo de asegurados al que atienden.

Tu turno

¿Has tenido alguna experiencia con tu seguro médico en Alemania? Si quieres compartirla con nosotros o si tienes alguna pregunta, no dudes en dejar un comentario aquí abajo o contactarme por E-mail ó a través de Redes Sociales.

 

 

 

Anuncios

Ir al medico en Alemania

Bist du krank?                                                                    

¿Estás enfermo? Esta pregunta es la más repetida estos días en Alemania. Normal! El tiempo está loco! Tan pronto hace 20 grados y sol como baja a 6 grados y llueve.

Bienvenidos a la primavera alemana! 

Y como mejor prevenir que curar, en este post os vamos a mostrar como funciona el sistema sanitario alemán.

Sanidad alemana

Lo primero que debéis hacer al registraros como residentes en Alemania es contratar una Krankenkasse. Esto es, un seguro médico con una empresa de seguridad social publica. En caso de estar en paro tendréis que abonar una cantidad mensual (entre 140-160€) a la Krankenkasse que hayáis elegido.  En cambio, si estáis trabajando se os descontará un 8,2% de vuestro sueldo para pagar la seguridad social.

Si queréis una mayor cobertura podéis optar por tener un seguro privado complementario. Tened en cuenta que este es más barato cuanto más jóvenes seáis, ya que a la larga los precios van subiendo, y  los médicos suelen ser los mismos que los que atienden con el seguro público (Krankenkasse).

 Cómo ir al médico

En Alemania no hay un médico asociado para cada Krankenkasse, sino que podéis elegir el que queráis. Lo más efectivo suele ser buscar referencias en Google ó preguntar a amigos que hayan acudido al médico y que os puedan recomendar alguno.

Si sois europeos y, supongamos, vais a estar en Alemania por un periodo corto de tiempo (2-3 meses) podréis acudir al médico con la tarjeta de la seguridad social europea y os atenderán sin ningún problema ni gasto añadido. Si sois residentes en Alemania os pedirán la tarjeta de la Krankenkasse siempre que tengáis una cita, independientemente de si habéis ido por allí más de una vez.

image

La consulta

Primero vais a tener que ir siempre al médico de cabecera (Allgemeinarzt), aunque os duela el dedo del pie, y este os enviará al especialista necesario.

Si os tenéis que hacer análisis de sangre no os preocupéis porque las consultas de los médicos de cabecera están preparadas para ello y suelen contar con sus propios laboratorios. En el caso de que os tengan que hacer pruebas más específicas os remitirán a un especialista (en el 90% de los casos tendréis que buscar uno en Google o volver a preguntar a vuestros amigos).

Si sois extranjeros es muy probable que durante la primera visita os hagan rellenar un documento asegurando que no vivís en Alemania solamente para recibir tratamiento médico.

La baja

Si sois trabajadores y os encontráis mal tenéis la posibilidad de quedaros un día en casa sin acudir a la consulta del médico. A partir del segundo día es obligatorio acudir al médico (Allgemeinarzt) para que os haga un diagnóstico y os de la baja en caso necesario. Lo más sorprendente de Alemania es que conseguir la baja no es algo difícil y, además, suelen ser bastante largas, por ejemplo, por un catarro suelen durar 3 días.

 

image

Medicamentos

Comparado con otros países europeos es muy difícil conseguir medicamentos sin receta, incluso comprar cosas básicas como agua oxigenada y betadine pueden convertirse en una pequeña odisea. Cada vez que necesitéis algo (incluso un paracetamol) tenéis que pedir una receta al médico.

Si contáis con un seguro público que sepáis que este cubre el gasto de la mayoría de medicamentos y no tendréis que abonar cantidad alguna en la farmacia.

Os dejo una lista con las distintas Krankenkassen y seguros médicos privados para que podáis elegir el que más se adapte a vuestras necesidades.

Krankenkassenhttp://krankenkassen.focus.de/

Seguros privadoshttps://www.krankenkassen.de/private-krankenversicherung/pkv-liste/

Espero que os haya servido de ayuda y que paséis una primavera alejada de los kleenex! 🙂

image