Monaco

Monaco

The tour started early in the morning (around 8.30 am) the moment we got off the train at Montecarlo main station.

Once we went out we were welcomed by the sizzling Monegasque weather; the sun was bright and ready to accompany us during our half-day trip to Monaco.

Following the traces

Walking around the steep streets we saw old buildings merged into new neigbourhood, luxury cars, and international renowned stores nearby local ones, until we reached the celebrated Casino of Montecarlo. It was too early to go inside but we took a couple of photos (To be sincere, we were expecting a bigger building)
At that point we were starving (we desperately needed a breakfast) and we were also really excited about having just found the traces that the Formula 1 cars left on the road. We decided to follow them (actually the streets are more perpendicular than it seems on TV) until we arrived to the famous Nikki Beach behind which we saw… A cafeteria in the rooftop of a building! We ran to get a breakfast and what was our surprise when we discovered the magnificent views from the place. We really enjoyed our cookies and coffee.
Then we visited the port of Monaco taking a great delight in watching the impressive yachts docked there.
Monaco

 

A love story

One important fact of Monaco´s history is its royal family and the love story between Rainier and Grace Kelly. Walking uphills we arrived to the royal palace in front of which appear the colourful quarter of Monaco-Ville. This area of the city is surrounded by a viewpoint-promenade from where the visitor can enjoy the best views of Montecarlo.
Not far from the palace it is located the cathedral. A huge part of the history of this city is placed among its huge stained glasses because all the monegasque princes are entombed under it. Also Grace Kelly and Rainier, who are buried together.
The moment we started considering coming downhill the police appear facing the royal palace, we approached to see what was going on (call me curious 😉 ) when we found out that it was changing of the guard time!

You can also fall in love with it

Before leaving Montecarlo we had a walk all around; its football stadium, its industrial part, its malls (all of them dedicated to the monegasque princesses)… It was really warm, therefore we started to look for a beach and suddenly we were in France!! Only a small road separated France from Monaco so, unintentionally, we sunbathed under the French sun.
Falling in love with Monaco is really easy. Its people are really nice, the city of Montecarlo is beautiful and the mediterranean weather helps to provide the place with a special feeling.
Ready to also fall in love with it?

What to visit in Monaco

  • The port: To enjoy the impressive yachts docked there
  • The Prince´s Palace of Monaco: At 12.00 o´clock is the changing of guard time
  • The cathedral: Beautiful, full of stained glasses and works of art. All the princes of Monaco are entombed at the cathedral, including Grace Kelly and Rainier III
  • The oceanographic museum of Monaco
  • Monaco train station 

What about you, have you ever been there? Did you like it? What is your favourite area of the city?

 

 

 

Monaco

Monaco

Si piensas en Mónaco seguro que te imaginas un pequeño país situado en el mediterráneo con un puerto lleno de lujosos yates. Al menos esa era la idea que yo tenía hasta que lo visité este pasado verano.

Puede que durante la época estival su población se triplique y su puerto se llene de lujosos barcos, pero Mónaco es más que galas y lujo.

Un día en Mónaco

Cogimos un tren desde Niza con el que tardamos menos de media hora en llegar a Montecarlo. (A tener en cuenta: el tren va por la costa, las vistas son preciosas!!!).
Al llegar a Mónaco nos dimos cuenta que es una país especial, en las antiguas y empinadas calles de Montecarlo, llenas de edificios de varias alturas y colores, se entremezclan gente de todas las clases sociales, coches de alta gama y turistas.
En nuestro intento por desayunar (llegamos a Mónaco a las 8.30 am) nos pusimos a callejear hasta que llegamos a el famoso casino de Montecarlo. Datado de 1958 acoge el Teatro de Montecarlo, la ópera y una casa ballet entre sus paredes. ¿Sabías que los monegascos tienen prohibida la entrada a las salas de juego?
Siguiendo las huella de Fernando Alonso, Kimi Raikonnen y Hamilton, oséase, siguiendo las marcas que dejan los neumáticos de los coches de F1 por la ciudad, encontramos uno de los Starbucks más bonitos en los que he estado. Situado junto al famoso Nikki Beach esta cafetería se encuentra en una terraza con vistas al mediterráneo, un buen lugar para tomar ese desayuno que tanto ansiábamos.
Monaco
Tras acabar de comer cruzamos el famoso túnel de las carreras de fórmula 1 y llegamos al puerto de Montecarlo, donde pudimos entretenernos admirando yates y embarcaciones de lujo.
Un paseo por el puerto nos pareció insuficiente, por lo que no sólo nos perdimos un rato por las calles de la ciudad sino que también subimos a ver el palacio de los Grimaldi.
A decir verdad me esperaba un palacio más grande, aunque pequeño el lugar tiene su encanto, de hecho, frente al mismo podemos encontrar la zona más antigua de la ciudad (Monaco Ville) donde se entrecruzan pequeñas callejuelas formadas por edificios de colores.
Las vistas desde lo alto de Montecarlo son impresionantes; el puerto, el mediterráneo, los jardines… Todo esta limpio y bien cuidado.
Como hacía mucho calor decidimos ir a la playa. Para ello descendimos por el otro lado de la muralla, nos perdimos entre las calles de Montecarlo, cruzamos sus centros comerciales y paseamos al rededor de su estadio de fútbol. Tras cruzar la calle paralela al mismo, llegamos ni más ni menos que a Francia, donde junto a un pequeño puerto encontramos una playa de arena para relajarnos después de tanta caminata.
Y para finalizar nuestro paseo por Mónaco decidimos volver a perdernos entre sus calles y dar un paseo hasta la estación de tren pasando por la “zona industrial” de la ciudad. En esta zona se encuentran varias empresas de ingeniería industrial y automovilística, al igual que el concesionario oficial de Ferrari en Mónaco.

¿Qué ver en Mónaco?

Aquí te dejo una lista con las cosas más emblemáticas de la ciudad
  • El puerto: Para poder disfrutar de los elegantes barcos atracados en él.
  • El palacio de los Grimaldi: A las 12.00 horas es el cambio de guardia.
  • La catedral: Preciosa, llena de obras de arte y vidrieras. En ella se encuentran las tumbas de los que un día fueron Príncipes de Mónaco, incluyendo la de Grace Kelly y la de Rainiero.
  • El museo oceanográfico: Aunque no llegué a visitarlo me consta que es muy popular (y había muchísima cola para entrar).
  • Sus tiendas: Si tenéis ganas de una buena jornada de shopping en Mónaco encontraréis las marcas más exclusivas.
  • Su estación de tren: Se accede a ella desde distintos lugares cada cual más pintoresco.

 

Y tú, ¿has visitado Monaco? ¿Qué es lo que más te gustó de este país mediterraneo?

Monaco