3 curiosidades de Maastricht que no te puedes perder

“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. Henry Miller

Regresar a un lugar que habíamos visitado anteriormente es una manera de redescubrirlo. Perderse por sus calles una vez más nos permite verlo con otros ojos y fijarnos en detalles que antes habíamos pasado por alto.

Alguna vez habéis tenido la sensación de que esa ciudad que tan bien creíais conocer os ha vuelto a sorprender?

A nosotros nos ha pasado con nuestra querida Maastricht. Nuestros últimos viajes nos han enseñado otra cara de la ciudad que queremos compartir con vosotros. Aquí os dejamos 3 curiosidades de Maastricht que no os podéis perder:

1. La libreria Selexyz Dominicanen

Antiguamente, hacia 1294, pertenecía a los Dominicos, durante la segunda guerra mundial fue un hospital y, tras su abandono, el ayuntamiento de Maastricht la vendió a una empresa que construyó, en el año 2005, una impresionante librería de tres pisos.

En esta iglesia se mezclan habitualmente amantes de los libros junto con turistas que se pasean entre sus pasillos (700000 al año) y reconocidos escritores que organizan firmas de libros. Al final del edificio se sitúa una cafetería donde poder disfrutar de un buen libro y un buen café.

Por todo ello, es considerada una de las librerías más bonitas del mundo.

2. Basílica de San Servando

Este impresionante monumento del siglo XIX está formado por unas grandes vidrieras a las que acompaña un precioso altar. Sin embargo, no dejéis de mirar al suelo, ya que en una de sus alas se encuentra un curioso laberinto cuya historia se remonta a 1885.

Aquí podéis leer el post que hemos escrito explicando la historia del laberinto de San Servando. ¡Esperamos que os guste!

3. Plein 1992

Llegados a este punto os recomiendo que volváis a agachar la cabeza pues en este lugar se encuentra el monumento conmemorativo del famoso tratado de Maastricht. Se dice que se eligió esta ciudad holandesa para llevar a cabo el tratado ya que se sitúa muy cerca de la frontera belga y alemana, lo que la lleva a evocar un sentimiento europeo difícil de encontrar en otros lugares.

Junto al monumento se encuentra además un moderno puente con unas maravillosas vistas de la ciudad de Maastricht.

image

Cada visita a nuestros vecinos holandeses supone un nuevo descubrimiento por eso no nos cansamos de pasear por allí.

Y vosotros, ¿habéis tenido alguna vez la sensación de re-descubrir una ciudad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s